Tribunales Paralelos


Intervención ante el Claustro de 13/12/2007

Manuel R. Ortega Girón
Claustral

 Sr. Rector, Mesa del Claustro, Claustrales:

Hace poco más de 4 años, con motivo de la aprobación de los Estatutos de la UCO, intervine ante el Claustro pidiendo el voto afirmativo, al tiempo que exhortaba al Sr. Rector para que velase por su cumplimiento efectivo.

Ya entonces, recelaba que se desatendiese mi ruego. Y, en efecto, desde los órganos colegiados en los que he participado y en los que sigo participando, he podido comprobar que, en no pocas ocasiones, se ha puesto más empeño en esquivar los Estatutos, y demás normativa, que en cumplirlos, llegando a situaciones rayanas con su conculcación. No pretendo presentar ahora un memorándum; me referiré a un solo caso que puede ser considerado como la punta del iceberg.

Recientemente se ha presentado una situación, conocida por la comunidad universitaria, que atañe a la vulneración del art. 125, concerniente a algo tan trascendente como la evaluación y calificación de los conocimientos adquiridos por los alumnos a su paso por esta Universidad.

Desautorizar al profesorado en el ejercicio de este derecho y obligación, que está claramente definido en el citado artículo, además de constituir una irregularidad grave, repercute en la desmotivación del profesorado en la labor docente y en deterioro de la Mejora de la Calidad Docente que todos deseamos.

Me pregunto: ¿Por qué y cómo hemos llegado a esta situación? Puede que sea por desconocimiento de la Normativa,… Puede que sea por zafiedad en su interpretación,…

No quiero ni pensar que sea por desprecio a la misma de quien o quienes, creyéndose que pueden hacer y deshacer a su antojo, olvidan que su mandato está limitado a gestionar y administrar en aras del interés colectivo. Siempre con sujeción a la legislación y normativa vigente.

Aun cuando se tratase simplemente de “desconocimiento”, no es admisible que quienes desempeñan cargos, electos o designados, desconozcan la normativa que ellos mismos deben cumplir y hacer cumplir. Si se exige el conocimiento de los Estatutos en los Concursos para acceso del Personal de la Administración y Servicios, no se puede disculpar tal conocimiento a quienes ostentan cargos remunerados por la responsabilidad que conllevan.

Tampoco es admisible que quienes representan a sus colectivos en órganos colegiados desconozcan la normativa o actúen con desgana, no preocupándose de profundizar y analizar las propuestas, resoluciones o acuerdos procedentes de los escalones inferiores, dándolas casi sistemáticamente por buenas.

Como no es mi deseo extenderme más, por no cansar a los aquí presentes y porque la intencionalidad de mi intervención creo que ya es patente, termino como empecé.

Exhorto al Sr. Rector para que vele por el cumplimiento efectivo de la normativa y para que, en el caso de su vulneración, sea por desconocimiento, zafiedad o trasgresión a sabiendas, proceda, como es sana costumbre democrática, al cese de los responsables, cuando ello sea posible.

Muchas gracias por la atención prestada.

Docencia de Excelencia o Enseñanza Divina.


Docencia de Excelencia o Enseñanza Divina

Un compañero nos remite este PowerPoint que entendemos que constituye una excelente reflexión sobre lo que ya está ocurriendo en la Universidad de Córdoba… y en parte del extranjero. Y la cosa puede ir a peor.

Docencia de Excelencia o Enseñanza_Divina

A %d blogueros les gusta esto: