Señoras y señores


Gabriel Dorado.

Sugiero que, si es posible, se corrija la gramática, tanto del boletín de FETE-UGT como del propio borrador. El uso reiterativo del masculino y del femenino fuera del inicio del discurso (“Señoras y Señores…”) está desaconsejado por el principio de “economía del lenguaje”. Además no se usa en el lenguaje normal, ya que interrumpe constantemente el discurso, consume tiempo y espacio, no aporta nada nuevo y evita incluir otra información en el mismo tiempo o espacio. Para colmo, los que lo usan a veces no lo usan por “olvido” con lo que surge la duda de si en ese caso sólo se estaban refiriendo a los “profesores” y no a las “profesoras”, por ejemplo. No es machismo ni feminismo; es el sentido común (dicen que el menos común de los sentidos…).

Fuente: “El Dardo de la Palabra” de Lázaro Carreter (que fue presidente de la Real Academia Española).

En español, “los padres” o los “profesores” significa lo que todos sabemos; no hace falta decir “los padres y las madres acompañaron a los profesores y profesoras que fueron de excursión con los niños y las niñas, llevando sus perritos y perritas, así como sus gatitos y gatitas”. Como digo, en lingüística se llama “economía del lenguaje”. Lo otro es en realidad un solecismo, por mucho que quieran confundirnos algunos, como se indica en “Lo que NO hacen los mejores profesores universitarios”

http://www.uv.es/~ivorra/documentos/losmejores.html

Lo “políticamente correcto” es, a veces, manifiestamente incorrecto. Una cosa es un político y otra un lingüista. A cada uno lo suyo, o la consecuencia será equivocarnos y tener que enmendar después (aparte de quedar para la posteridad como ejemplo escrito de lo que no se debe hacer).

Gracias.
Saludos.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: