ASALTO A LA UNIVERSIDAD PÚBLICA


Publicado en el Día de Córdoba el 14 12 2012

Diego Llanes Ruiz

En pocos meses, las universidades públicas contarán con una cuarta ley para regular sus actividades. Si excluimos la LRU (1983) del PSOE, que significó un cambio necesario para los nuevos tiempos democráticos, el resto de las leyes LOU, (2001) del PP y LOMLOU, (2007) del PSOE, nunca me parecieron realmente necesarias,  y creo que solo tenían un fin; abrir las universidades al llamado capitalismo académico. Para ello, introduce, la LOU, y desarrolla, la LOMLOU, un nuevo objetivo universitario: el conocimiento al servicio del desarrollo económico.

Nuestro capitalismo académico es una mala copia del original. Al tener nuestro país, y no digamos Andalucía, una débil economía productiva, no contábamos con los sectores empresariales  que impusieron este modelo a las mejores universidades anglosajonas. Nosotros hemos tenido que intentar crear a los propios empresarios que se beneficien de esos cambios y para ello animar a cada universitario y universitaria a convertirse en emprendedor. Además fue necesario el inicio de una campaña de potenciación del mercado y lo privado, en abierta contradicción con el modelo funcionarial de nuestras universidades.

La nueva ley querrá, sin más dilación, imponer el capitalismo académico con el paso directo a la gestión privada de la universidad pública. Los procesos electorales, que aupaban al poder a los rectores, tienen por tanto los días contados. El poder pasará a manos de un organismo similar al actual Consejo Social, que será el encargado de gestionar a las universidades públicas y nombrar a los rectores.

Los nuevos miembros de los Consejos Sociales serán elegidos por el poder político, lo que vendrá a significar que las universidades públicas estarán controladas por el capital financiero, que en última instancia controla a las cúpulas de los partidos mayoritarios. Esto se llevará a cabo si la sociedad civil: organizaciones sociales, empresarios, pequeños partidos y sindicatos,… no se dota de la suficiente fuerza, como para imponer un modelo de gestión universitaria más acorde con las necesidades del conjunto de la sociedad.

La universidad que salió de la transición realizó eficazmente su función de poner la educación superior a disposición de un gran número de españoles. En los últimos años, el crecimiento económico especulativo, ligado a la burbuja inmobiliaria, también ha tenido sus efectos negativos en la gestión universitaria. La bonanza económica y la supuesta necesidad de hacer de la universidad motor del desarrollo económico alentaron y potenciaron al profesor-gestor, frente al docente y al investigador. El aumento exponencial de los cargos, que en ningún momento fue acompañado de los adecuados mecanismos de control, ha dado lugar al clientelismo y la auto-satisfacción.

Clientelismo debido a que los rectores debían ser elegidos cada cuatro años por el resto de miembros de la comunidad universitaria y auto-satisfacción ya que los fondos de que disponían estos gestores aumentaban cada año, lo que les permitía repartir prebendas, crear las más diversas estructuras y difundir su mayor éxito, el noveno lugar en el ranking mundial por publicaciones.

El clientelismo y la auto-satisfacción trajeron consigo además la desregulación y el descontrol en el funcionamiento de las universidades. Baste un ejemplo: los programas de jubilación anticipada incentivadas. Profesores-gestores de 33 universidades públicas desde 2002 han aprobado y puesto en marcha unos programas que carecen de soporte legal. El Tribunal de Cuentas ha abierto por ello diligencias para investigar el posible delito contable cometido por estos profesores-gestores.

La necesidad de más fondos públicos para las universidades tenía una justificación perfecta: éramos los motores de la economía. La realidad, sin embargo, discurría por otros caminos. Los fondos que nos financiaban no salían del aumento de nuestra economía productiva, provenían de los ingresos que el Estado conseguía con la burbuja inmobiliaria, verdadero motor de nuestro desarrollo. Por tanto, como ahora todos constatamos con un 25% de parados, el 33% en Andalucía, los motores de nuestro desarrollo no se alimentaban con los éxitos, ni con las publicaciones científicas, que se producían en las universidades, aunque nuestros rectores insistieran e insistan aún hoy en hacer creer a todos que somos nosotros, con el aumento de los conocimientos, los que llevábamos el peso del desarrollo económico.

Una vez desaparecido el verdadero motor de nuestro crecimiento, la burbuja inmobiliaria, se hace necesaria una reestructuración del modelo universitario. Lo que está en juego es si esos cambios se acometen para beneficiar al conjunto de la sociedad o a unos pocos. Se avecinan tiempos de incertidumbres y sacrificios, y de toda la sociedad depende que estos cambios puedan ser tutelados por una sociedad civil, que deberá fortalecerse, o por gestores que eliminarán las escasas posibilidades que tenemos de una universidad pública crítica con el modelo económico imperante

UNA PREGUNTA


¿Cuáles son las bases legales para la contratación de los Profesores Sustitutos Interinos por aumento de la carga docente?

En un reglamento de contrataciones extraordinarias del 2008 de la UCO se habla de que se sigue la LOMLOU.  En este reglamento se dice que “utilizando para ello la posibilidad que ofrece la LOMLOU de contratar profesores sustitutos interinos“. No he encontrado ese profesorado en la Ley.

En el primer Convenio Colectivo del PDI laboral de Andalucía aparece como figura extraordinaria de profesorado para sustituir a profesores en dos situaciones muy concretas:

  1. Excedencia especial, y debe aparecer en el contrato el nombre del profesor que tiene reservada la plaza.
  2. Cubrir interinamente una plaza de profesor ordinario (contratado doctor, ayudante doctor, ..) hasta finalizar el proceso de selección, y debe aparecer en el contrato el nombre de la plaza ordinaria que se cubre. 

No he encontrado en este Convenio referencia a la utilización para la contratación por necesidades docentes extraordinarias.

Esta figura tampoco la he encontrado en ninguna universidad de fuera de Andalucía.

Como ésta es una página de la Junta de Personal, creo que es el mejor lugar para dirigir esta pregunta y obtener alguna respuesta que me aclare la duda que tengo.

Un saludo

Diego Llanes

A vueltas con la “realidad-publicitaria”


Se afirma,  además, que con ello  consiguen un ahorro económico de casi el   20%

(ver más abajo la carta remitida a todo el profesorado).

Habría que resaltar que esta  noticia afecta especialmente a los muchos cargos de nuestra universidad (1 de cada 3 profesores funcionarios tiene un cargo)  que disponen de móvil institucional y que por tanto deben estar de enhorabuena por esta gestión.  Lamentablemente no podrán hacer uso directo del nuevo móvil en el extranjero, pero todo se andará.

Cada día me resulta mas complicado entender el mundo universitario en el que me muevo. La “realidad-publicitaria” no se cansa de decir que las universidades son el modelo y el motor de una nueva economía sostenible. Pero la tozuda realidad nos muestra día a día una universidad cada vez más cerrada y defensora de unos privilegios insostenibles.

Diego Llanes Ruiz

CARTA DEL VICERRECTORADO DE TECNOLOGÍAS DE LA
INFORMACIÓN Y DE LAS COMUNICACIONES

Córdoba, 15 de noviembre de 2010

Estimados usuarios/compañeros

La Universidad ha renovado el Contrato de Comunicaciones de Voz consiguiendo un notable ahorro (cercano al 20%) y mejoras en este servicio. Tenemos disponible un abanico de tarifas planas de Internet. Esta información se puede consultar en los siguientes enlaces:

Tarifas tráfico de voz:
http://www.uco.es/gestion/unidadtecnica/telefonia/doc2/Precios_de_Llamadas.pdf
Tarifas tráfico de datos:
http://www.uco.es/gestion/unidadtecnica/telefonia/doc2/Tarifas_Planas.pdf

Además se ha conseguido el compromiso de la renovación de TODO el parque de terminales móviles de forma progresiva y ya hemos empezado por los más antiguos, LOS DE MÁS DE 6 MESES. Para ello se han establecido unos modelos tipo predefinidos (Nokia 5230 y Nokia 7230) que se van cambiando dentro de cada categoría. Este trámite puede hacerse en las oficinas de la Unidad Técnica, en el Campus de Rabanales.

Os recuerdo la posibilidad de conectarnos en movilidad (hacer uso del móvil y/o conectarse a Internet) que nos facilita la red de móviles.

ATENCIÓN: el uso de este servicio en el extranjero, no lo tenemos fijado (ya que intervienen operadores ajenos a nuestro contrato), por lo que si vais a viajar al extranjero y necesitáis hacer uso del servicio de movilidad, consultad con el Área de  Comunicaciones del Vicerrectorado de Tecnologías en la Unidad Técnica, donde se os facilitarán las tarifas para cada país.

La persona de contacto de la Unidad Técnica es Ana Luque, teléfono 8225.

Un saludo.
Juan Antonio Caballero Molina
Vicerrector de Tecnologías de la Información y de las Comunicaciones

Significado de los tres monos sabios o chinos (aunque son japoneses)


Prof. Manuel R. Ortega Girón
23 marzo 2010

Son bien conocidas las figuras que representan a tres monos: uno sordo, otro ciego y otro mudo… que, para realzar sus discapacidades, se simbolizan por tres monos que se tapan los oídos, los ojos y la boca, respectivamente.

Cuenta la leyenda que los tres monos fueron heraldos enviados por los dioses para delatar y castigar las malas acciones de los humanos. Como cada uno tenía un defecto y dos virtudes, se les representa en el siguiente orden:

  • Kikazaru, el mono sordo, era el encargado de utilizar el sentido de la vista para observar a quienes realizaban malas acciones y comunicárselo a Mizaru, mediante la voz.
  • Mizaru, era el mono ciego. No necesitaba su sentido de la vista, puesto que tan sólo se encargaba de transmitir al tercer mono, Iwazaru, los mensajes que le pasaba Kikazaru.
  • Iwazaru, el tercero de los tres monos, era el mono mudo. Iwazaru escuchaba los mensajes transmitidos por Mizaru para decidir la pena de los dioses que le caería al desafortunado humano que lo mereciese y observar que se cumpliese.
Colocados los tres monos jerárquicamente en función de sus habilidades, pueden llegar sin duda a donde no llegarían por separado; un claro ejemplo de cooperación sinérgica exitosa.

Colocados en función de sus habilidades, cumplirán la misión que tienen encomendada.

Colocados los tres monos jerárquicamente en función de sus habilidades y de sus discapacidades, obtenemos un mono que ve, escucha y habla. Los monos juntos y bien organizados pueden alcanzar metas que, sin duda alguna, no lograrían por separado; un claro ejemplo de cooperación sinérgica exitosa.

Existen  varias posibilidades de colocar jerárquicamente a los tres monos; pero todas ellas, excepto una,  son situaciones de comunicación fallida, de asistencia colaborativa imposible. La combinación correcta es: primero el  mono sordo, que ve y le explica al segundo lo que ve; el segundo es el mono ciego, que no necesita ver, pues solo necesita escuchar lo que le dice el primero y transmitírselo al tercero, que es el mono mudo,  que no necesita hablar, sino solo escuchar, ver, decidir lo que mejor convenga y velar por su cumplimiento. El lector perspicaz comprenderá que cualquier otra combinación conduce irremisiblemente al incumplimiento de la misión encomendada.

Elecciones UCO'10: Mudos, sordos y ciegos, la inoperancia cooperativa.
Mal organizados, mudos, sordos y ciegos representan la inoperancia cooperativa.

Analicemos la disposición con la que nos invita al voto la campaña institucional Elecciones UCO’10, en la que los monos están colocados jerárquicamente: mudo, sordo y ciego. Reflexionando sobre esta forma de colocar los monos llegaremos a la conclusión de que la comunicación es imposible. El mono mudo ve, pero es incapaz de informar al siguiente mono acerca de lo que ve. Y aunque pudiera, de nada serviría, puesto que el segundo mono es sordo. Obviamente el segundo mono interrumpe la comunicación ya que cualquier cosa que transmita al tercero sería pura fantasía. El tercer mono permanecerá en el limbo de los monos, incapaz de hacer su trabajo, la misión encomendada por los dioses, porque no sabe que es lo que tiene que hacer y, además, como es ciego, no podría observar y velar por el cumplimiento de una misión fantasiosa. Así pues, en el orden en el que encontramos a los monos existen barreras, a modo de cortafuegos, que impiden la comunicación y conducen a la inoperancia cooperativa.

En nuestra sociedad, la situación se deteriora cuando arriba se sitúan los mudos, que ven pero que callan y aprovechan su posición para silenciar todo aquello que no les interesa que se sepa. Cuando los ciegos ocupan el lugar encumbrado que no les corresponde, escasos o carentes de visión, tan solo nos pueden conducir a sus tinieblas. Y que decir si en medio, entre los unos y los otros, se sitúan los sordos; incapaces de escuchar mensaje alguno, tan sólo podrán trasmitir a los ciegos y a los mudos sus propias alucinaciones y fantasías.

P.S. (18-10-19): Según acabo de conocer,  el profesor Yeray Santana Aday posee los derechos de autor sobre la teoría jerárquica de los tres monos, por lo que, a petición suya, así lo manifiesto.

Hechos, impertinencias y catastrofismo.


 Respuesta a los comentarios del Prof. Juan José Ruiz. Vicerrector de Calidad. Universidad de Córdoba.

Prof. Diego Llanes Ruiz
8 de septiembre de 2009

Leí con interés tu respuesta a mi último escrito. La confrontación de opiniones es siempre saludable. Te felicito por ser el primer miembro del Equipo Rectoral que en estos tres años ha enviado un comentario a la página de la Junta de PDI y de paso felicito a la Junta de PDI por mantener abierto el único foro independiente de debate de nuestra universidad.

1º Sobre los hechos.

Lo principal que debo decir de tus comentarios es que no tienen en cuenta los hechos en que está basado mi escrito. Hechos que no han sido desmentidos, ni por tí, ni por otros, por tanto mantengo todas las conclusiones a que me llevaron. Sigue leyendo

Comentarios al escrito del Prof. Llanes Ruiz titulado “Documentos oficiales y planes de estudio en el Proceso de Bolonia”.


Juan José Ruiz
10 julio 2009 

Lo he dicho y escrito muchas veces; la crítica es imprescindible en la Universidad porque proporciona otros puntos de vista y otras opciones en una tarea que no es una ciencia exacta.

Pero la crítica debe ser seria, fundamentada, con argumentos sólidos y en la que no se mezclen cosas inmiscibles ni se haga una interpretación parcial y torticera de los hechos para llegar donde se quiere. Si la crítica no cumple estos requisitos y, además, como ocurre a veces, va impregnada de rencor y resentimiento, es un ejercicio inútil y, como muestra, el bochornoso espectáculo de nuestros representantes políticos, capaces de llegar a la descalificación absoluta y al insulto personal. Por eso, y también lo he dicho en alguna ocasión, la crítica de un amigo es la mejor que se puede recibir, pues va exenta de cualquier otra intención.

Sigue leyendo

Documentos oficiales y planes de estudio en el Proceso de Bolonia.


Plan Bolonia de Forges

Plan Bolonia de Forges

Diego Llanes Ruiz
9 junio 2009

 

La actualización de los planes de estudio siguiendo el nuevo modelo “Bolonia” está teniendo en la universidad española un desarrollo escasamente racional. Informaciones aparecidas en la prensa lo vienen a confirmar¹. Lo penoso del asunto es que los que llevamos un tiempo en la universidad sabíamos que el “Proceso de Bolonia”, llevado de la forma en que lo ha sido en la universidad española, iba a generar estos problemas.

El “Proceso de Bolonia”, favoreciendo la autonomía universitaria en la elaboración de los planes de estudio, no tenia en cuenta que en nuestra universidad un Plan de Estudios se entiende fundamentalmente como un reparto de poder académico relacionado con el número de asignaturas y su duración. A más asignaturas y a más horas de trabajo del alumnado en una asignatura (ECTS) 2 , obtenidos por un departamento, en un Plan, más profesores y más fondos se obtendrán. Sin relación, en general, con la relevancia que sus conocimientos aportan al título que el alumno(a) recibe. Por ello, la elaboración de los planes de estudio realizados autónomamente por cada centro, como ocurre en nuestro país con “Bolonia”, era previsible que se convirtiera en una lucha intestina por el reparto de poder académico, a pesar de que se haya intentado racionalizar el proceso con una serie de normas. Normas que se están viendo sistemáticamente eludidas ante las presiones académicas.

Sigue leyendo

A %d blogueros les gusta esto: